Uno de los secretos del mar


11 Uno de los secretos del mar.

Investigadores estadounidenses estudian los efectos que producen en la vida marina los más de 10.000 contenedores al año que caen al mar de los buques mercantes, ya que muchos de ello permanecen flotando, pero existe una gran cantidad que se va al fondo marino,  y que podría estar afectando el ecosistema.  Nadie sabe qué ocurre con los “desechos” que por distintas razones caen de la superficie de los mercantes, para perderse, algunos para siempre, en el lecho submarino. Es por esto que un grupo de investigadores del acuario de la bahía de Monterey, California (MBARI, por sus siglas en inglés) y del santuario nacional estadounidense, pusieron en marcha el envío de un submarino robotizado. Dicho submarino sirve para estudiar el impacto biológico que puede estar produciendo un contenedor sumergido a unos 20 kilómetros de la costa y a unos 4.200 pies de profundidad (aproximadamente 1.300 kilómetros). Los científicos pudieron revelar, gracias a los números de serie del contenedor,  que la carga investigada pertenecía al mercante Med Taipei, que zarpó de San Francisco el 25 de febrero de 2004 y que perdió parte de su carga en una tormenta muy fuerte que hubo por esas fechas en la zona.  El detalle que hizo que la carga tuviera como destino el fondo del mar, fue que estuvo mal distribuida, de hecho se ordenaron primero los contenedores menos pesados, cosa que debe ser al revés. El punto es que el Med Taipei, perdió en esa tormenta 15 de los 40 contenedores que transportaba. Por estos días, los investigadores de MBARI han captado imágenes de uno de los contenedores hundidos. Se pueden apreciar con toda nitidez los restos de sus paredes,  y las especies que han hecho su vida en torno a esta gran mole.  Con la tecnología con la que cuentan se han podido tomar muestras de sedimentos, lo que serán evaluados para así poder determinar de qué manera afectan los miles de contenedores que se pierden para siempre en los océanos a los ecosistemas marinos..