Volcán de Islandia, pocas consecuencias sobre el clima mundial


11 Volcán de Islandia, pocas consecuencias sobre el clima mundial.

La erupción del volcán islandés Eyjafjallajokull no será capaz de hacer frente al problema climático ni empeorará las condiciones actuales. A diferencia de lo que ocurrió después de la erupción de un volcán filipino en 1991, que dio lugar a una refrigeración de 0,5º C de la superficie terrestre y compensó el impacto de los gases de efecto invernadero durante dos años, esta vez el fenómeno no tiene la magnitud suficiente como para contrarrestar los efectos del calentamiento global. Cuando un volcán entra en erupción dos fenómenos diferentes pueden ocurrir: en uno de ellos se liberan cenizas y dióxido de azufre, que llegan a la atmósfera.

Allí permanecen durante meses o años, formando una suerte de escudo que impide que la totalidad de los rayos solares incida sobre la Tierra. En otros casos, estos mismos elementos pueden generar aerosoles compuestos por ácido sulfúrico y provocar más efecto invernadero. El fenómeno que generó el Eyjafjallajokull no tiene la magnitud suficiente para producir efectos significativos sobre el clima.

Ocurrió a una altitud demasiado baja, un promedio de 6.000 metros, a comparación de la erupción de Pinatubo, el volcán filipino, que alcanzó unos 18.000 metros. Menos mal, porque la reducción o aumento de temperaturas en uno o dos grados tiene efectos en las cosechas y ciclos vitales de las plantas, poniendo incluso en riesgo la obtención de medios de subsistencia para animales y seres humanos. Relacionado: Islandia: erupción de volcán alertó al país.