Web 2.0: Progreso, sostenibilidad y ahorro


11 En los últimos años se están sufriendo altas temperaturas en España.

Cada vez son más normales los cambios bruscos de temperatura, en definitiva una polaridad estacional en aumento, donde los inviernos y los veranos son cada vez más largos e intensos y una primavera y otoño cada vez más cortos e imperceptibles.

Estos fenómenos meteorológicos que se salen de la normalidad, hacen imposible no plantearnos qué más podemos hacer por conseguir una mayor sostenibilidad junto con una eficiencia energética, algo, muy poco prioritario para las empresas e instituciones hasta hace poco. Y todo ello con el objetivo primordial de reducir nuestras emisiones de CO2.

Ya es algo innegable que hemos de acabar con nuestra dependencia del petróleo y sus derivados, uno de los principales elementos en la ecuación del calentamiento global.

Productos que, al fin y al cabo, son obtenidos en países con una inestabilidad política muy peligrosa para unos mercados cada vez más dominados por agentes especuladores que sólo consiguen llevar a la deriva las economías mundiales. Por ello, es importante hacer un momento de autocrítica generalizada y usar las múltiples herramientas tecnológicas incluidas en lo que se puede llamar la Sociedad de la Información.

Herramientas que nos hacen cada vez más sencilla la vida y que, además, nos evitan desplazamientos innecesarios, con el consiguiente ahorro de energía.

Aplicaciones como Skype o los distintos software de vídeo conferencias son la clave para que muchos de los desplazamiento por motivos laborales se reduzcan y con ellos las emisiones en CO2, a parte de reducir costes de producción y mejorar la productividad de las empresas. Ya existen oficinas virtuales, sistemas de organización del trabajo de manera online como Basecamp, por campañas y objetivos cumplidos que puede ser el principio de la libertad de lugar de trabajo. Este nuevo marco laboral que utiliza cada vez en mayor medida las posibilidades de las nuevas tecnologías, está permitiendo un cambio en los modelos económicos y productivos.

Cambios además, muy necesarios si queremos huir de la filosofía de crecimiento económico por el ladrillo, al mismo tiempo que se consigue una mayor concienciación social.

Durante los años de bonanza económica fueron muchos los avances en nuevas tecnologías y en el desarrollo de la sociedad de la información. Ahora toca centrarse en desarrollar las inmensas posibilidades que ofrece la aplicación e implantación de las nuevas tecnologías en entornos domésticos y empresariales. Un detalle, la venta online de productos y servicios crece cada año y en 2008 se incrementó en un 40% con respecto al año anterior.

Sin olvidar que el marketing online está siendo el de mayor crecimiento en este año 2009, en el que todo lo que se pueda ahorrar, es poco.

Por fin se ha llegado a un punto en el que progreso, sostenibilidad y ahorro se cogen de la mano gracias a Internet y las Nuevas Tecnologías. La Tecnología siempre ha sido una aliada del Progreso, a disposición de hacer la vida del hombre más fácil. En su desarrollo, la sostenibilidad del planeta se ha ignorado alcanzando la situación que [email protected] conocemos en la actualidad, con un hiperconsumismo que nos ha llevado a expoliar de forma alarmante los limitados recursos del planeta.

Ha llegado el momento en el que las nuevas tecnologías también se comprometan con la preservación del medio ambiente y den lo mejor de sí para alcanzar un verdadero progreso. Autor: Emilio Márquez.

Fundador de Networking Activo.