Algunos consejos útiles para disfrutar del Hibisco


11 A continuación te damos algunos consejos para que tengas tus hibiscos hermosos y radiantes.

Sitúalo en un sitio luminoso, quita regularmente las flores secas y evita que el terrón se seque.

Apórtale nutrientes para plantas de interior una vez cada dos semanas para que los capullos puedan abrirse. No gires el Hibisco, ya que los capullos se dirigen siempre hacia la luz y existe el peligro de que se aflojen y caigan. Esta especie florece hasta octubre, aproximadamente, y sus flores duran de uno a tres días.

Después de la floración, coloca la planta en un sitio luminoso y fresco y riégala moderadamente. A mediados de enero, hay que podarla, y si es necesario transplantarla.

Cada pareja de hojas nuevas producirá un capullo. El Hibisco de jardín crece en prácticamente todos los suelos ligeros, ricos en humus y con buen drenaje. Plántalo protegido por un muro orientado al sur, con bastante sol matutino, para que florezca abundantemente.

En la luz intensa del sol, crecerá más despacio y las hojas tendrán un aspecto más exuberante.

El Hibiscus rosa-sinenis (de interior) no es resistente a las heladas. El Hibiscus syriacus (de jardín) si resiste las heladas y no se muere.