Abono para plantas de interior


11 El proceso de abonado de plantas de interior, no tiene mayores diferencias que el de plantas en general, excepto - claro está- por la cantidad de producto que se utilice.

Un cuidado que hay que tener, es el referido a los olores. Es un hecho que existen abonos que despiden olores fuertes, incluso desagradables o fétidos.

Desde el vamos que si bien suelen ser los más naturales y ricos, no son para nada aconsejables -por razones obvias- en el caso de nuestras plantas de interior. Hoy por hoy en el mercado dispones de gran cantidad de productos de excelente calidad y rendimiento. Vienen presentados bajo diferentes formas, de modo que tú elijas cuál te resulta más cómoda tanto en forma de aplicación como en frecuencia. Respecto a este último punto, son muy cómodos los llamados abonos de liberación lenta, que suelen ser grageas, pastillas o similar que se colocan en la tierra y se van liberando paulatinamente.

Otra excelente opción, son aquellos productos que se mezclan con el agua de riego, de modo que es muy cómodo usarlos; en este último caso te recomiendo asesorarte bien acerca de diluciones y frecuencia de aplicación..