Aceites de invierno


11 Se conocen por este nombre determinados aceites que se utilizan para eliminar las plagas persistentes en su fase de latencia.

Se aplican durante el invierno, impregnando abundantemente la planta mediante pulverización y el efecto que produce es terminar con los estadíos tempranos de las larvas por asfixia. Sus principales ventajas son la baja toxicidad que tienen para el hombre y que no crean resistencias en las plagas. Se ha de aplicar diluido en agua, solamente en plantas caducifolias y después de haber podado.

No es conveniente realizar la aplicación un día con viento o lluvioso y la temperatura debe oscilar entre lo 5ºC y los 20ºC. Destacaremos el empleo de los siguientes aceites, buenos preventivos, facilmente accesibles y de muy baja toxicidad: Aceite de parafina: Insecticida y acaricida. Eficaz contra las plagas de pulgones, cochinillas y ácaros. Aceite vegetal: Contra la cochinilla.

Oliva, Girasol, etc .