Acelgas: para los detractores de las espinacas


11 No, no es para los que odien las espinacas (aunque confieso que soy bastante tiquismiquis con ellas), sino para los que el cultivo de las espinacas implique un stress sin parangón y una desgana total.

Y antes que dar el brazo a torcer, no debemos olvidar que el huerto nos da muchos otros cultivos alternativos, o para gustos bastante variados. En las acelgas existen dos variedades bastante sencillas de cultivar, como son la "Swiss chard" (en la imagen) y "Spinach beet", ambas nos facilitarán mucho la tarea y sin duda hará que una sonrisa vuelva a renacer en nuestro rostro tras el éxito. Esta es una buena época para sembrarlas, siempre y cuando vigile las plantas que comienzan a surgir contra las babosas.

Luego, a finales de verano y principios de otoño, también podrá sembrar acelgas, aunque tendrá que tener la precaución de usar protecciones plásticas para el invierno. La siembra se hace en canales y a unos diez centímetros entre planta y planta, con dos y medio centímetros, aproximadamente, de profundidad. Las dos variedades que he nombrado aquí se preparan en la cocina lo mismo que las espinacas, pero para tener auténtico éxito no espere a que maduren mucho las hojas y alcancen grandes proporciones: recoléctelas cuando sean jóvenes, estarán mas tiernas. Más sobre la noticia: Interno.