Acolladura: usos y utilidades


11 Aunque en algunas zonas me he encontrado que lo llaman "acodar", en la práctica es lo mismo. Es otra de las técnicas que se realizan a algunas plantas en la base de su tronco, en similitud con los alcorques que mencionamos aquí ayer, aunque difieren bastante. Se suele practicar en las plantas de raíces desnudas, tanto de interior (por ejemplo la stevia), de huerto (las patatas o judías) como en floricultura (los rosales). Consiste en un pequeño montículo cuyo fin es proteger a la planta del frío, así como su zona de injerto y favorecer el desarrollo de nuevas raíces.

En el primer caso se denomina acolladura de protección, mientras que, en el segundo, es la llamada acolladura de vegetación. Se debe retirar el montículo una vez que empiezan a subir las temperaturas, a últimos de la primavera o cuando el riesgo de heladas ya no exista. Más sobre la noticia: Interno y Wordreference.