Ajo, cuidado en el cultivo


11 El ajo, uno de los productos de nuestra huerta con amplio uso medicinal y gastronómico, si bien es una especie resistente, requiere algunos cuidados que vale la pena compartir.

En cuanto a suelos, elige suelos livianos a los que deberás suministrar algunos cuidados. Sucede que es una planta delicada en cuanto a exceso o falta de fertilizantes.

Por ello, los abonos orgánicos deberán ser aplicados antes de la siembra y los nitrogenados no más de 2 veces en el ciclo. Respecto al riego, todo depende de la región en que estés, pero habrá que enfatizar en época de germinación de semillas y una vez en desarrollo, cuando las temperaturas se eleven. Es vulnerable a los hongos, especialmente Roya y Mildiú. Si hablamos de plagas hay que vigilar los posibles ataques de Tiña del puerro y de la conocida "mosca" de la cebolla..