Alfalfa, propiedades curativas


11 Conocida además como mielga, la alfalfa es una planta que habitualmente se siembra con propósitos forrajeros, pero que posee propiedades curativas y nutritivas que vale la pena conocer.

Su nombre científico es Medicago sativa y forma parte de la familia de las Leguminosas y es originaria de la zona mediterránea. Es una de esas plantas que las abuelas llamaban buenas para todo, en razón que una de sus propiedades más reconocidas es promover un fortalecimiento general (pero profundo) del organismo, por lo que se recomienda para personas débiles, que deben aumentar su resistencia natural,sus defensas, y mejorar su nutrición en general.

Son muy populares los brotes de alfalfa, enriqueciendo ensaladas y preparaciones gastronómicas varias. La alfalfa es rica en vitaminas (particularmente la K) y en oligoelementos, entre ellos cobre,sílice, fósforo, hierro y zinc. A ellos se suma el aporte de calcio; todos estos en conjunto promueven acciones colaterales capaces de contra restar el proceso de arterioesclerosis, ya que se bloquea la absorción del colesterol. Otra forma muy popular de consumirlo, es a través de un té a partir de sus raíces, que es muy eficaz para alivio de cistitis e infecciones urinarias.

Se prepara con 25 g de raíz de alfalfa, que se hierve por unos minutos en 1/2 l de agua; se deja reposar, se cuela y se bebe agregando antes unas 10 gotas de zumo de limón..