Algunos consejos para mantener tu Árbol de Constantinopla (II)


11 Ayer hablamos sobre este hermoso arbusto y sus principales características y cuidados, a continuación te daremos más consejos para que tu Árbol de Constantinopla este radiante.

Durante su primer año de vida, conviene regarla dos veces a la semana en verano y semanalmente durante las otras estaciones. Cuando el árbol ya sea adulto, su aparato radial puede obtener del terreno la humedad precisa.

Además de joven debe tutorarse ya que se dobla fácilmente. Con respecto a su plantación, prefiere suelos de tipo alcalino.Aunque también se aclimata fácilmente al resto de los suelos siempre que estos tengan un buen drenaje. Si se encuentra afectada por la Acizziz jamatonica, su principal enemigo, puede ser muy efectiva la lucha con agua a presión con algún jabón suave. Así mantendrás la limpieza del árbol y las posibles superficies manchadas: suelo, etc así como la removición física de altas densidades del insecto.

En el caso de abono, no necesita un abono específico, basta con que le aportes un buen abono para árboles y que se lo apliques una vez al mes durante su época de crecimiento.

De todas formas si el terreno es pobre, la aportación de abono orgánico, una vez al año, favorecerá su crecimiento..