Arbustos con fragancia: La lavanda


11 Las lavandas son maravillosos arbustos pequeños para mezclar en bordes o setos formales o lechos de hierbas.

Crecen también bien en recipientes.

Las hojas son grises verdosas. Los largos tallos tienen en sus extremos grupos de flores azules, malvas, blancas o rosas a mediados del verano. Es esencial una poda liviana realizada regularmente para mantener las lavandas tupidas.

Recorta después de la floración para eliminar tallos de flores y podarse a la base del último crecimiento a principios de primavera. La poda intensiva puede secar otras plantas.

La mayoría son razonablemente resistentes, mejor a pleno sol, en suelos bien drenados neutros o calizos que no se sequen demasiado. L.

angustifolia constituye la clásica lavanda inglesa. ?Munstead? es compacta, mientras que ?Hidcote? es popular por sus hermosas flores de color oscuro, pero no es muy fuerte.

L. x intermedia ?Grappenhall? es grande y fuerte.

L a lavanda francesa, L.

stoechas, no es muy  resistente.  .