Arbustos: poda y renovación


11 ¿Crees que no es posible rejuvenecer un arbusto? Pues créeme que sí lo es.

Será suficiente con una poda correcta, hecha en tiempo y forma, para que éste recupere su vigor. Lo primero a tener en cuenta es el momento de hacerla.

Como en la mayoría de las especies sucede, el momento óptimo es en el período de letargo de la planta, es decir en el reposo invernal. Dependiendo del grado de deterioro del arbusto, tendrá que ser un procedimiento más o menos drástico. El caso más extremo es el corte a ras del suelo, que se hace cuando la planta está muy estropeada, pero las raíces están saludables (típico en los daños por heladas). Los casos intermedios, se dan cuando es suficiente con cortar más o menos la mitad de las ramas o cuando se deja un medio metro de ramas a partir del suelo.

La recuperación de la planta será más rápida y en ambos casos hay que tratar de dejar algunas yemas o brotes activos..