Asparagus o Helecho rastrero


11 Si estás buscando un espécimen de follaje atractivo, que te insuma poca atención y se desarrolle cómodamente en un rango amplio de temperaturas, esta planta es una excelente opción.

Frecuentemente y desde su mismo nombre vulgar se la considera como un helecho, aunque en realidad forma parte de las liliáceas. Requerirá luminosidad intensa, pero no directa y humedad mediana, a tal punto que no requiere más que riego escaso en invierno.

Habitualmente, si goza de nutrición regular (ideal cada 15 días en verano), tendrá un hermoso color verde, clásico de su follaje en forma de aguja a lo que suma clalodios de varios centímetros de longitud que crecerán en forma de espiral. Si su frondoso follaje en algún momento cambia a tonos amarronados, es señal de excesiva exposición a la luz solar;  sólo debes cortar esos tallos y trasladar la planta a un lugar con menos luz. Si ella alcanza un estado de madurez saludable, aparecerán pequeñas flores de color rosado. Además de otorgar un aspecto bellísimo y delicado en tu jardín, estas florecillas rosadas, son señal de frutos que posteriormente se desarrollarán, bajo la apariencia de pequeñas bayas rojas que añaden un tinte muy pintoresco al entorno..