Azaleas y Rododendros, una opción recomendable


11 La imagen te lo dice todo ¿verdad? Estas especies dan un porte hermosísimo y un toque muy colorido a tu jardín, por ello te las recomiendo ampliamente.

Te comento que tanto las azaleas como el resto de la familia del rododendro, en realidad se diferencian por el tamaño y el crecimiento de la flor.

La mayoría de las azaleas tienen floraciones terminales (una flor por cada tallo floral), en tanto los rododendros desarrollan las flores en racimos. Pero el hecho es que, es una planta que llega a emitir tantos tallos durante la estación floreciente, que visualmente conforman una colorida masa que, dependiendo de la especie, va desde el rosa, amarillo, rojo, naranja,  púrpura e incluso blanco. Si observas la flor de cerca, podrás diferenciarlas muy bien, sabiendo estos  detalles: Los rododendros presentan más de 10 estambres en la flor, tienen hojas perennes, y bien desarrollados alcanzan porte arbóreo, tallos fuertes, hojas y flores grandes. Las azaleas presentan 5 estambres en la flor, su hoja es caduca, en general son arbustos pequeños o matas, con tallos tiernos, hojas y flores pequeñas. Los enamorados de las azaleas llevan creando pacientemente especies híbridas desde hace muchísimos años, llegando a producir más de 10.000 especies diferentes que se propagan a partir de esquejes, aunque también se pueden  recoger y hacer germinar las semillas.

Básicamente, para crecer cómodas, estas plantas necesitan un suelo bien drenado, exposición más bien sombreada y fresca y una poda moderada cada tanto tiempo..