Boca de dragón, cuidados (II)


11 Anteriormente les hablé sobre las enfermedades que la boca de dragón puede adquirir, y ahora continuaré dándoles algunos otros consejos útiles para el cuidado de esta planta.

En cuanto a las plagas, se destacan los pulgones, las orugas, las cochinillas y el aspidiotus hederae que habita en brotes y hojas. Hay algunos hongos que pueden alojarse en el cuello de la planta, provocando que éste se pudra.

Son fusarium, verticillium y phytophthora, para prevenirlos hay que evitar tener la boca de dragón expuesta a ambientes con humedad excesiva y desinfectar la tierra o el mantilo. Hay que cuidarla de los ácaros, que atacan las flores haciendo que sus pétalos queden mal desarrollados y con manchas oscuras. Para esto se emplean acaricidas. La araña roja (Tetranychus urticae) aparece con el calor y la sequía.

Se deposita en la cara posterior de las hojas, y puede causarle daños importantes, hasta haciéndolas caer.

Se previene con pulverización. Finalmente, los nematodos, que son unos gusanitos microscópicos que atacan las raíces de la planta, haciendo que las hojas se pongan amarillas y la planta termina por marchitarse. Se combaten con nematicidas..