Bulbos, rizomas y tubérculos ¿en qué se diferencian?


11 Bulbos, rizomas y tubérculos ¿en qué se diferencian? seguro es una pregunta que te has formulado muchas veces y la idea es arrojar un poco de luz sobre esta duda.

Comienzo por decir que muchas plantas manifestaron cambios en su anatomía para facilitar el almacenamiento de sustancias para sobrevivir en condiciones ambientales adversas. Estos órganos  más expertos difieren entre sí respecto a algunas características y en función de ellas se distinguen entre bulbos, tubérculos y rizomas.

Todos ellos son órganos modificados, es decir, bulbos, tubérculos  y rizomas son por ejemplo tallos o raíces  modificadas y adaptados a todos los nutrientes se acumulan; su riqueza es tal que muchos de ellos son alimentos frecuentes en nuestra propia dieta, siendo buenos ejemplos la patata, el jengibre, la cebolla y el ajo. Bulbos: son globosos, y de ellos brotan hojas en incluso flores. Son subterráneos y el corazón del tallo está rodeado  hojas modificadas (llamadas catafilos o escamas), suculentas, que almacenan sustancias de reserva.

Ejemplos de bulbos son  la cebolla, el ajo, el lirio y la azucena. Rizomas: su comportamiento es similar al de los bulbos, pero es una raíz con forma de tallo modificado.

Al igual que los bulbos, los rizomas son ricos en reservas de energía para la planta. Ejemplos de plantas con rizomas son el jengibre, el iris y la espada de San Jorge. Tubérculos: son raíces con forma de tallo modificado, redondeado, hipertrofiado, que acumulan sustancias de reserva (almidón).

Presentan  salientes o brotes llamados comúnmente "ojos"  ( o yemas).  Ejemplos: patatas y dalias. Relacionados: El jacinto, planta de belleza multicolor ; Multiplicación del tulipán.