Cambio de maceta en las plantas de interior (I)


11 En estos días hemos estado hablando sobre las plantas de interior y algunos de los factores que inciden notoriamente en su crecimiento como la luz, la temperatura y la humedad ambienta.

En esta ocasión veremos otro aspecto importante: Qué debemos tener en cuenta a la hora de transplantar las plantas. Las plantas de interior necesitan ser cambiadas a una maceta un poco mayor cada 2 ó 3 años.

El tamaño no debe ser excesivamente grande ya que, crece mejor si las raíces se encuentran algo limitadas en su desarrollo. Por otro lado, el sustrato va perdiendo con el tiempo sus características iniciales. Aunque se abone regularmente, su estructura se deteriora y se compacta, lo que hace que el agua de riego no llegue eficazmente a la zona de raíces y pierda calidad como medio de crecimiento.

Un cambio de maceta se hace inevitable cuando se empieza a evidenciar que hay muchas raíces y poca tierra. Es el caso de cuando las raíces se salen por el orificio del drenaje, o cuando el crecimiento es lento y débil.

En una maceta más grande, el sustrato nuevo es rico, y tendrá suficiente espacio para desarrollar las raíces, lo cual redundará en un mayor crecimiento..