Cambio de macetas: 9 pasos para realizarlo con éxito (II)


11 Esta útil e interesante tarea, que puede convertirse en un momento muy grato si invitas a tus hijos/as a compartirlo, tiene algunos secretos cuya primera parte compartimos en la entrega anterior  de esta serie. La idea ahora es completar los consejos restantes.

¿Comenzamos? 6.

Espolvorea las puntas con un buen enraizador en polvo, en especial si la planta se ve poco lozana o fatigada por la larga permanencia en el mismo recipiente. 7. Deposita en el fondo de la nueva maceta un poco de pedregullo para evitar el drenaje excesivo.  8.

Echa una capa de compost fresco, suficiente como para que pueda apoyarse la planta en forma cómoda. 9.

Con una pala pequeña, añade el resto del compost, hasta llenar la maceta y cubrir las raíces por completo. La cantidad correcta la sabrás al hacer este último paso: riega generosamente como ducha suave. Deja sentar y observa que luego de ello el nivel de la tierra o el compost quede aprox 1 cm por debajo del borde de la maceta. ¡Eso es todo! No dudes que tendrás las mejores garantías si sigues estos consejos..