Chicago Botanic Gardens, el jardín más bello de Chicago


11 Sabemos que un jardín es un lugar de eterna y cambiante belleza natural, que hace que cada visita única.

Éste jardín en particular, pareciera ser -en mi opinión-, uno de las más dignos de ese comentario. Al visitarlo puedes disfrutar de un paseo en la bella zona, recientemente renovada, de las Coníferas enanas de Jardín.

En verano, puedes caminar a lo largo de la Prairie Dixon para observar jilgueros machos y disfrutar de la vista acompañada de su inigualable canto. A ello, se suma la posibilidad de observar sus fantásticos rituales acrobáticos de celo, en el cielo. Encuentras especies de todo tipo, conjugadas en una armonía perfecta a lo largo de sus casi 160 hectáreas de extensión. El jardín presenta exposiciones y colecciones propias de muy buen valor educativo y estético.

Por si fuera poco, visitarlo implica conocer varios espacios de jardines de otras culturas, perfectamente recreados como los originales, a tal punto que a veces pierdes la noción del espacio y crees estar en otro país al visitarlos..