Chrysanthemum frutescens


11 El chrysantemum frutescens es la popular margarita blanca tan extendida y utilizada en muchos jardines.

Es una planta originaria de las Islas Canarias que se emplea para formar grandes macizos rebosantes de flores en verano.

Si se guían y protegen, durantes unos cuantos años se pueden obtener ejemplares de buena estatura Es una mata perenne que crece hasta los 75 cm de altura y se extiende hasta los 60 cm de ancho. Crece bien en suelos alcalinos o ácidos siempre que sean ligeros y estén bien nutridos.

En cuanto a ubicación es mejor ponerla a pleno sol, tolera la semisombra pero bajo los rayos solares crece más compacta. Es delicada en invierno pues no soporta las bajas temperaturas, en esta época conviene no correr riesgos y protegerla bajo plásticos o ponerla a cubierto.

La época más indicada para plantarla es a comienzos de verano, después de que hayan pasado todas las heladas. Los principales cuidados que necesita es recibir su abonado con regularidad, una poda moderada en primavera y eliminación de las flores marchitas lo antes posible. Sus tallos son frágiles, es mejor no colocarlas cerca de una zona de paso o de juego de los niños. .