Clivia, planta ornamental (I)


11 Hoy aprenderemos cómo cultivar la Clivia, planta de flores muy bonitas que se puede plantar en cualquier ambiente y, debido a la facilidad en su cuidado, el éxito está garantizado. Esta hermosa especie se puede cultivar en el interior y también en jardines y patios, tanto en canteros como en macetas.

Se adapta bien a todo tipo de climas de templados a cálidos. Debemos exponer la Clivia a abundante luz solar, aunque evitando la incidencia del sol directo, puesto que puede alterar su color e incluso quemarla.

Durante los meses fríos, sobrevivirá si la tenemos en interior, porque no soporta las heladas, aunque si no llega a temperaturas inferiores a los -7º C es posible que vuelva a crecer en la primavera. El riego deberá ser más bien económico, porque en exceso podrá provocar que se pudran las raíces. Esta planta puede durar varios años, pero para que esto ocurra necesita un reposo invernal.

En el período, mantener la planta entre los 8 y 15º C, sin calefacción y sin regarla, para reiniciar los riegos a fines de la estación..