Cómo acidificar tierras para macetas o contenedores


11 Algunas plantas, como las azaleas, hortensias y demás, requieren tierras preferentemente ácidas para su cultivo (se denominan plantas acidófilas).

Si las tenemos en una maceta o jardinera podemos recurrir a unos pequeños trucos para acidificar esa pequeña porción de tierra (en caso de que no dispongamos ya de tierra acida) y de este modo mejorar nuestra planta. El ácido cítrico es un buen recurso para acidificar tierras, el cual debe usarse mezclado con el agua de riego (y nunca directamente) a razón de unos 50ml por 50 litros de agua complementado con quelatos de hierro si es necesario.

Asimismo, mezclar la tierra con turba rubia (al 50 o 60 por ciento) y, como medida más drástica, usar azufre. En este último caso hay que tener mucha precaución puesto que es volátil y tóxico, además de no actuar inmediatamente, sino que tarda algunos meses en dar sus síntomas presencia en la tierra. Una vez tengamos la tierra según las necesidades de la planta, debemos recordar en usar solamente abonos formulados para plantas acidófilas, mantener la acidez del suelo con sulfato de hierro o complementos especializados, y mullir la tierra con púas de pino (otro buen truco, sin duda), preferiblemente, las púas que están en contacto directo con el suelo, no las más recientes ni las recogidas directamente del árbol. Más sobre la noticia: Interno.