¿Cómo aplicar un caldo de cultivo autohidratante?


11 Comencemos por definir de qué hablamos cuando mencionamos un caldo de cultivo autohidratante.

Se trata de polímeros que pueden utilizarse tanto en suelos ligeros como compactos. Uno de sus atributos más valorados es que son capaces de retener agua.

Ese almacenamiento incrementa el rendimiento del suelo, convirtiéndose en un factor de eficacia y mayor productividad. Previo a aplicarlo, debes rotar la tierra hasta unos 15 cm de profundidad y retirar la capa superior un ayuda de un rastrillo. Distribuye el caldo de cultivo en forma homogénea en la superficie y coloca encima la tierra que habías retirado antes. Acto seguido debes regar generosamente durante todo el primer mes, de modo que los polímeros consigan almacanar la mayor cantidad de agua posible.

Ten en cuenta a la hora de comprar que necesitarás entre 25 y 40 gr de caldo de cultivo por metro cuadrado. Referido: biensimple.