Cómo combatir la sequedad ambiental


11 Los ambientes cerrados, y más con el uso de la calefacción, en ocasiones resultan demasiado secos y viciados para las plantas.

Para evitarlo tienes que ventilar como mínimo una vez al día, y refrescar las habitaciones donde haya vida verde.

Aquí tienes tres formas de conseguirlo. La primera forma es por medio de un plato con agua. Coloca el tiesto sobre un platillo lleno de piedras y agua.

Al evaporarse ésta, la humedad subirá por los lados del recipiente hasta alcanzar el follaje.

Recuerda que el agua no debe tocar el tiesto. La segunda sugerencia consiste en insertar turba húmeda. Introduce la maceta en otra que mida unos 5cm de diámetro más que la primera y llena el hueco con musgo (esfagno) o turba rubia fibrosa.

No olvides que es necesario mantener estos materiales húmedos. Por último, la tercera sugerencia consiste en rociar el follaje.

Con un pulverizador, vaporiza agua por encima de la planta y, sobre todo, por debajo del follaje de tus especies de hojas lisas y coriáceas al menos una vez al día. No mojes los follajes aterciopelados ni los muy finos..