Cómo combatir los agresores de las leñosas


11 Existen diferentes tipos de plagas que afectan a las plantas.

En primer lugar, se ubican las hormigas, que al desfoliarlas pueden llegar a matarlas si son jóvenes o recién plantadas.

También pueden mencionarse las cochinillas, que se caracterizan por tener una especie de escudo protector de colores y consistencias variadas. Estos insectos clavan su aparato bucal en las hojas y chupan la savia, provocando hojas descoloridas, amarillentas y su posterior caída. Parte de la savia que toman la excretan como un líquido azucarado brillante, o melaza, sobre el que se desarrolla el hongo saprofito que no ataca a la planta. Este líquido, llamado fumagina, forma una película negra sobre la superficie de las hojas que impide la fotosíntesis.

Las cochinillas se pueden eliminar con un insecticida sistémico aplicado con el riego.Los pulgones también clavan su pico chupador, absorben savia y provocan la deformación de hojas y brotes, que se enrollan. Se combaten del mismo modo que las cochinillas.

Los árboles y arbustos de gran tamaño, pueden ser atacados por larvas de escarabajo taladro, que forman galerías en la madera. Son capaces de abrir pasadizos en el interior de troncos de 1cm de diámetro, por cuyo orificio sale el aserrín. Para prevenir su aparición, conviene mantener los árboles sanos y fuertes.

Se sugiere cortas las ramas afectadas para que no infecten a los demás, hacer revisiones frecuentes para detectar los ataques iniciales y si hubiera orificios, introducir en ellos alambres con algodón empapado en un insecticida, y finalmente sellarlos con masilla o cemento..