¿Cómo conservar la albahaca?


11 Coincidirás conmigo..., en señalar cuánto nos gusta incluir albahaca fresca en nuestros platos favoritos.

Su presencia no pasa desapercibida: su aroma fresco y exquisito no tiene igual y lo reconocemos desde siempre. Como sabemos, es una planta anual, lo que significa que tiene un ciclo de vida relativamente corto.

Cada año, por tanto, es necesario sembrarla nuevamente. Por ese motivo, y como es mucho mejor utilizarla fresca, es que es importante aprender a conservarla. La mejor forma de conservarla, de hecho no es más que un truco ingenioso, de esos que podríamos llamar "de las abuelas". Cuando aún la planta esté vigorosa y turgente, corta algunas hojas con pequeños trozos de tallo.

Colócalos en cubitos con agua y ponlos a congelar; cuando desees usarlos simplemente descongela el agua y estarán perfectos..