Cómo controlar la maleza de forma química


11 Controlar las plantas no deseadas que crecen junto a las que son de nuestro interés, no implica eliminarlas del todo, sino por, lo menos, reducir su población.

Hace unos días hablamos de cómo eliminar la maleza de forma mecánica, hoy veremos la forma química de control. En casos especiales, como cuando se producen ataques importantes de malezas, se puede recurrir al uso de herbicidas.

Se trata de un conjunto de sustancias químicas de alta toxicidad que, al aplicarlas sobre las plantas, generan una serie de daños, que van desde la desecación de la parte aérea hasta la muerte completa. Los hay de distintos tipos: los que se emplean sobre el suelo desnudo, los de tipo pre-emergente (que impiden la germinación) y otros que son de aplicación foliar, es decir que se utilizan sobre la vegetación que se quiere eliminar. Estos últimos pueden ser herbicidas totales o selectivos. Dado que los herbicidas son productos bastante tóxicos, se recomienda tomar precauciones antes de utilizarlos: asegúrate de que el tipo elegido sea el correcto, corrobora que la dosis aplicada sea la indicada, limpia las herramientas utilizadas, empléalo en los días sin vientos y siempre protégete las manos con guantes. .