Cómo cuidar nuestras especies de las heladas tardías y los vientos fuertes


11 Te damos algunos consejos para que puedas proteger tus especies de estos cambio climáticos difíciles de prever.

Por el día la temperatura empieza a subir y parece que el riesgo de las heladas ha cesado, pero? Cualquier noche, puede, y de hecho sucede siempre en climas como el del centro, sobrevenir una helada no muy fuerte pero devastadora.

Para que las primeras flores que ofrecen tus especies no sientan el frío y puedan sufrir daños, sobre todo estéticos, utiliza protecciones. Si tienes invernadero no se hable más. En el caso contrario, la más recomendable es el acolchado.

Además de resguardarlas de las bajas temperaturas, nutrirás el suelo.

En el caso de las ráfagas de viento, estas puedan constituirse en un grave problema. Para las especies recién plantadas o de tallos alto, el peligro aumenta. Si el viento ha causado roturas en las plantas, elimina las ramas quebradas.

Para evitar estos trastornos coloca barreras como muros, pantallas de cañizo, pérgolas, etc. Si tu jardín está muy expuesto, protege de manera individual cada una de tus plantas, para ello amontona tierra en torno a la base del cuello..