Cómo cuidar tus árboles frutales


11 Si tienes árboles frutales ya sea en el fondo de tu casa o en tu quinta, debes prestar atención a los peligros que los amenazan, sobre todo cuanto empiezan a dar fruto, momento en el que atraen a todas las plagas.

Además hay que ayudarlos cuando sus ramas- como en el caso de los ciruelos- están muy cargadas. Si este es el caso debe apuntalarse las ramas más bajas con una horqueta, para que no se quiebren o sufran por el exceso de peso.Otro sistema es sostenerlas por medio de sogas sujetándolas a las ramas más gruesas.

No se debe utilizar alambre, pues se incrustaría provocándoles lastimaduras a la planta. Si hubo exceso de humedad durante la primavera habrá que estar atentos a la aparición de hongos, que cubren con una capa blanca los brotes nuevos. Otra amenaza constante son los pulgones grises o verdes (deforman frutas y hojas) y los carpocapsus (se adueñan de las frutas), así como los ácaros. Se hace imperioso apelar a la fumigación; Para este tipo de árboles son eficaces varios preparados caseros.

Uno de ellos es el queroseno jabonoso, se hierven en un litro de agua 25 gramos de jabón blanco (el que viene en pan) y cuando se enfría se agregan 50 centímetros cúbicos de queroseno.

Actúa contra gusanos y pulgones. Otro método es utilizando alcohol de ajo. Se licuan 5 dientes de ajo con medio litro de agua y medio litro de alcohol.

Se filtran y se guarda en un frasco tapado en la heladera hasta el momento de usarlo.

Ataca a los ácaros, pulgones y gusanos..