Cómo multiplicar plantas en reposo


11 A continuación te damos una sencilla técnica para incrementar tus ejemplares que están en reposo: el acodo de enterramiento.

Hazlo con especies como el brezo, la ajedrea, la savia, el tomillo, etc.

El primer paso consiste en levantar la planta. Con una pala u horca, saca la planta entera con cuidado para no dañar el sistema radicular en la operación. En segundo lugar, corta los tallos.

Algunos tallos pueden estar desordenados o congestionados.

Córtalos. Cava un hoyo para poner la planta. Por último, entierra la planta.

Introdúcela de forma que sólo queden por encima del suelo 2,5cm de los tallos.

El siguiente otoño cada tallo tendrá raíces, sepáralos y ponlos en maceta. Recuerda que para favorecer el enraizamiento todos los tallos deben estar en contacto con la tierra y no tocar a sus vecinos. Mantén el suelo húmedo hasta el momento de cortar los acodos.

También es básico que renueves la tierra.

Vigila que los tallos estén siempre cubiertos por tierra. Renueva la capa cuando sea necesario.

Por último, muchos tallos que se acodan necesitan una herida para producir raíces, pero en el caso de brezo, lavanda o romero las producen de forma natural..