Coníferas enanas


11 Las coníferas enanas tienen porte de pequeño arbusto y suelen medir desde unos pocos centímetros hasta los dos metros de altura como mucho.

Son ideales para jardines pequeños por su tamaño y quedan perfectas cultivadas en macetones. Las hay de formas muy variadas: piramidales, redondeadas, rastreras.

También hay muchas tonalidades entre las que escojer: desde el verde grisáceo hasta el más intenso. Se emplean muy a menudo para realizar jardines de rocalla o plantarlas en zonas con grava. En este último caso lo ideal es plantar vaias especies juntas formando un pequeño paisaje. Requieren pocos cuidados ya que no son muy exigentes en referencia al suelo donde se ubican.

No necesitan muchos abonados y tienen gran resistencia a plagas y enfermedades..