Consejos para antes de plantar el rosal (III)


11 En nuestro primer post bajo este mismo título, hicimos referencia a las consideraciones más importantes acerca del suelo.

En el segundo, trabajamos el tema de una compra confiable y por último del lugar elegido para plantar. Para que la plantación de tu rosal sea un éxito, hemos de abordar un par de tópicos más.

Precisamente en este post nos proponemos hacer concisa referencia a dos aspectos clave: la protección y el drenaje del suelo donde vayas a colocar la planta. El primer tema es muy simple y no hay mucho para ahondar: los rosales son muy vulnerables a los vientos fuertes por lo que debes elegir sí o si, un lugar protegido en este sentido. En cuanto al drenaje es un factor clave y hay varias formas de propiciar un drenaje eficaz en suelos donde naturalmente no se produzca. Una primera posibilidad es adicionar un 50% de arena al terreno y mezclar bien; a su vez, puedes intentar crear pendientes artificiales para crear una fluida circulación del agua.  Por otra parte, existe una solución un poco más compleja y estudiada, pero de probada eficacia que es instalar vías o tuberías de drenaje artificial.

Te recomiendo asesoración de un experto o por lo menos de un idóneo, pues requiere una pequeña inversión y no sería prudente equivocarse por ejemplo en pendientes y profundidades inadecuadas..