Consejos para conservar las flores cortadas


11 Cuando pongas las flores cortadas en un jarrón con agua procura no llenar el recipiente demasiado, pon el agua justa para que el final de los tallos estén sumerjidos un par de centímetros o tres, nada más.

Será suficiente para que la flor se hidrate y los tallos no se pudran. Por el mismo motivo debes evitar también que las hojas queden sumerjidas en el agua del jarrón, es preferible que las cortes.

Corta un centímetro o dos de la base del tallo cada 3 días y aprovecha la ocasión para cambiar el agua del recipiente. Añade al agua una aspirina o tres gotas de lejía por litro cada vez que la cambies.

Estos productos tienen una acción antibacteriana que mantendrá las flores en buen estado por más tiempo. .