Consejos para la poda del Olivo


11 Los olivos, al igual que tantos frutales, requieren procesos de poda que tiendan a una mejora de la calidad de sus frutos.

No nos remitiremos a los cortes simples (fundamentalmente para supresión de brotes) que se realizan en los árboles jóvenes sino a las podas propiamente dichas. Partiendo de la base, de que la primera poda propiamente dicha sólo se realizará luego de la primera cosecha productiva de envergadura, podemos afirmar que el olivo requerirá dos clases de poda: la poda de formación y la poda de producción. La primera de ellas, como su nombre lo indica, tiene el único propósito de dar forma al árbol.

Tiene su importancia en virtud de que, como explicábamos en un post anterior, el hecho de que el árbol reciba abundante y pareja luz solar es un factor importante para su desarrollo. La poda de producción se realiza con varios objetivos, entre ellos destaco dos: eliminar las ramas que permiten llegar al interior del árbol, no sólo por la distribución de la luz solar sino para que los fungicidas y otros productos puedan ser aplicados con efectividad. promover una planta más saludable y fuerte, eliminando madera accesoria y permitiendo concentrar energías en la parte productiva. .