Consejos para tratar tus rosales si la primavera ha estado lluviosa


11 Un exceso de agua en Primavera puede causar verdaderos estragos a nivel de muchas especies.

Las rosas en particular, son muy sensibles y se habrán vuelto vulnerables a todas las enfermedades posibles.

Hay que actuar de inmediato si éste fuera el caso en esta Primavera. Como primer paso, impera realizar un tratamiento con un fungicida y con un insecticida de amplio espectro, con esto lograrás que el primero proteja contra la mayoría de las probables enfermedades y el segundo lidie con los pulgones y los ácaros entre otros. Este tratamiento deberá hacerse en las horas de la mañana, preferentemente muy temprano para evitar que el sol queme las plantas. Deberás repetirlo tres veces a intérvalos de diez días.

Los rosales no reflorecientes, son en su mayoría los rosales llamados trepadores y las lianas.

Ambos florecen en tallos del año anterior, por este motivo ten cuidado porque si los eliminas no tendrías flores la primavera siguiente. En este tipo de rosal, sólo se eliminan las ramas secas, los tallos débiles y los leñosos de manera de renovar la planta. Si fuera imperiosamente necesario dar forma la planta entonces podrías eliminar alguna rama joven, pero no todas..