Crespón: ideal para pequeños jardines y macetas


11 El Crespón es un pequeño árbol o arbusto que posee varios atractivos; es ideal para pequeños jardines e incluso macetas y durante el otoño posee un follaje muy vistoso.

Por otra parte su floración es importante y prolongada y en invierno luce una corteza muy atractiva sobre todo cuando está en grupo.

Además, por su valor ornamental se lo utilizada mucho para paseos, avenidas y calles. Este pequeño árbol posee una corteza muy lisa, color canela claro y su copa es redonda. Sus flores son blancas, rosadas, rojizas o púrpuras y el fruto es una cápsula de color café.

El Crespón se reproduce por semillas en primavera o esquejes semileñosas en verano; y es un árbol de mediano a lento crecimiento.

Para su buen desarrollo, debes plantarlo en un suelo bien drenado, fértil y ligeramente húmedo. Debe mantenerse fresco, pero sin encharcar.

Por otra parte no tolera bien los terrenos salinos, en los cuales sus hojas tienden a amarillear. Al ser originario de climas cálidos, no tolera las heladas prolongadas.

Ante inviernos muy crudos, se sugiere proteger las raíces y el cuello de los ejemplares jóvenes. Se recomienda que esté ubicado en un área de media sombra, aunque florece mucho menos que en pleno sol. En relación a los cuidados que exige el Crespón, su forma y tamaño pueden controlarse con una poda, que conviene hacer a fines de invierno, ya que florecen las ramas del último año.

En zonas frías se recomienda realizar una poda de aclareo para permitir más entrada de luz dentro de la copa.

Aunque es resistente a plagas y enfermedades, suele ser atacada por pulgones y oídio en zonas muy húmedas y frías..