Cuidado de arbustos con hojas perennes


11 Como sabemos, un arbusto se define como tal, cuando hablamos de una planta que alcanza una altura relativamente baja, no superior a los cinco metros y que consta de una elevada cantidad de tallos o ramificaciones que surgen casi directamente desde su raíz. La no presencia de un tronco principal y la consistencia de sus ramas es básicamente lo que le diferencia de los árboles.

Aquellos arbustos de menos de un metro de altura se suelen denominar matas y su consistencia -en general - no pasa de plantas erguidas semileñosas. Existe una amplia variedad de arbustos de hojas perennes.

Su presencia es de gran valor en un jardín, dado que son los que mantienen el verdor o el color a lo largo de todo el año. Cito algunos de los más conocidos: hibiscos (como el que ves en la imagen) , adelfas, los pytosporum acerca de los cuales ahondaremos próximamente. Sus cuidados específicos varían bastante según la especie, pero como recomendaciones generales pueden señalarse: precaución contra plagas y enfermedades utilizando productos adecuados, poda y constante control de crecimiento, riegos adecuados a la estación del año y fertilización específica para cada ejemplar..