Cuidado de rosales en verano, consejos para rosales en verano


11 Cuidado de rosales en verano, consejos para rosales en verano.

Estas hermosísimas plantas, capaces de regalarnos no sólo un aporte estético excepcional sino un aroma inigualable, requieren pocos cuidados en verano, pero eso sí: son imprescindibles. El primero es casi obvio, pero hay que mencionarlo: me refiero al riego.

No corras el riesgo de que tus rosales padezcan "sed". El punto clave del riego a los rosales más que cuánto regar es dónde regar: no lo hagas a nivel de follaje (para evitar proliferación de hongos o dañar la floracion) sino siempre en la base de la planta. Pero hay más: es necesario realizar tareas de poda.

Te recomiendo podar los rosales después de la primera floración.

A esta acción, suma lo que se conoce habitualmente como poda de limpieza, es decir quitar flores muertas o flores marchitas  que no se han cortado en su momento; el objetivo es que la planta no invierta energía ni nutrientes en estas zonas "en depresión" y canalice todo su vigor a sostener la floración que aún resta por hacer. Una última acción de limpieza en verano para nuestros rosales: a menos que sean enormes, te recomiendo limpiar una por una sus hojas para prevenir la plaga conocida como "punto negro". Hay rosales particularmente vulnerables a este problema y la mezcla que te recomiendo para hacerlo es una cucharada de bicarbonato de sodio y un 1 / 4 cucharadita de detergente en 4 litros de agua..