Cuidados básicos de la Vid o Parra


11 Desde tiempos muy remotos, esta planta se cultiva y forma parte de relatos, mitos e incluso referencias históricas.

Me refiero a la Vid, cuyo nombre científico es Vitis spp, que es originaria de Asia, pero se cultiva hoy por hoy en cualquier parte que goce de clima templada. Los antiguos agricultores, la plantaban en suelos de cualquier condición, con una densidad elevada que podía alcanzar las cuatrocientas cepas cada 100 m2.

Exigía, antes como ahora, muchos cuidados y ello ha sido uno de los motivos por los que industrialmente se le cultiva en filas estructuradas. A nivel doméstico, es una de las elegidas en los jardines familiares para colocar como entramado aéreo, pues produce excelente sombra y frutos en verano y en invierno deja pasar la luz solar, tan necesaria. Su fruto es la uva, base de la producción del vino. Esta planta tiene un ciclo vital que requiere cuidados monótonos: la poda será en invierno, y a fines de abril ya comenzará a requerir sol y agua para que la maduración se produzca en forma saludable.

A fin de Junio y julio se debe desmalezar y oxigenar la tierra; en agosto puede hacerse el aclareo de racimos, es decir eliminar los débiles y defectuosos en beneficio de un mejor desarrollo de los otros..