Cuidados de las plantas de interior (I)


11 El éxito de conservar bien las plantas de interior depende de varios cuidados que debemos tener en cuenta, si queremos que nuestro riego sea eficaz  debemos cultivar bien nuestra planta dentro de la maceta, para lo cual hay que tener presente ciertos aspectos: 1- Cómo hemos preparado el medio en la maceta.

La mezcla ideal deberá contener las siguientes proporciones 1 parte de arena, 2 de resaca y 2 de tierra negra.

Para las plantas que necesitan un medio más ácido se agrega una parte de turba o bien de hojas de pino (esto es adecuado para azaleas, jazmines y helechos). 2- Hay veces que debes renovar el lugar donde se encuentra plantada. A pesar del riego regular y controlado que le proporcionas a las plantas de interior, hay que observar que en ocasiones las hojas comienzan a ponerse mustias y caminan hacia un seguro marchitamiento. La razón radica en que la tierra se ha apelmazado y el agua se escurre sin ser absorbida por las raíces. Retire la planta de la maceta, deshaga los terrones, ponga tierra y abono nuevo y vuelva a colocar la planta en su cubículo. Tenga en cuenta que debe poner un pequeño trozo de maceta rota o un par de piedritas en el fondo para facilitar el drenaje y que el exceso de agua se escurra lentamente. Si quedara depositada en el fondo, la raíz se pudrirá o morirá ahogada.

Como ve, todos los excesos son malos: ni demasiada agua ni demasiada sequedad.

Todo en su punto para que la vida de nuestra planta de interior florezca y se mantenga alegre..