Cuidados de las plantas de interior: Importancia de la luz


11 La mayoría de las plantas que cultivamos en el interior de nuestras casas son originarias de zonas tropicales y subtropicales del mundo.

Esto es importante de saberlo porque debemos recrear las condiciones ambientales parecidas a las de su lugar de origen.

A continuación veremos una de estas condiciones, la luz. La luz es uno de los factores más importantes a tener en cuenta en el cultivo de las especies que se usan en interior. Sin ella no hay fotosíntesis, que es el proceso por el cual las plantas fabrican su propio alimento, los azúcares que consumen todas las células se sus tejidos. Cuando una planta no dispone de la luz necesaria, su aspecto es pálido y débil, se caen los hongos y esto provoca debilitamiento general, e incluso la muerte.

En general, las plantas prefieren sitios de la casa con buena luz, pero sin sol directo sobre ellas.

Al proceder de bosques tropicales están protegidas del sol por la densa masa arbórea. Dentro de estas masas existen pocas especies que pueden soportar una penumbra más acentuada. Si la luz llega muy localizada, se debe girar la maceta de cuando en cuando para evitar que la planta pierda la simetría.

Aquellas cuyas hojas son de colores, necesitan iluminación intensa para mantener su brillo e intensidad, aunque sin sol directo. .