Cuidados de las plantas de interior: Temperatura y humedad ambiental


11 Se ha demostrado que la decoración con plantas de interior no solo cumple un papel ornamental sino que sus beneficios van más allá de lo estético.

Las plantas generan sensación de bienestar, mejorar la calidad del aire y nivelan la humedad y su pureza.

Ayer vimos la importancia de la luz, en esta ocasión veremos condiciones ambientales como la temperatura y la humedad ambiental. En lo que se refiere a la temperatura, este también es un aspecto fundamental. En cada una de las habitaciones la temperatura es diferente, y hay que considerar, también, que en el invierno hace más calor cerca de la calefacción y cerca de la ventana hace más frío. Debemos tener cuidado al situar las plantas delicadas en zonas donde la temperatura disminuye por la noche, y fundamentalmente debemos evitar las corrientes de aire, tanto en el verano como en el invierno.

En relación con la humedad ambiental, en general, el aire de los interiores suele ser seco y caliente, especialmente en invierno debido a las calefacciones. La falta de humedad de los ambientes provoca que se sequen las puntas de las hojas.

Para evitarlo, debemos lograr que haya suficiente humedad. La mejor manera consiste en agrupar las plantas en un sector y colocar las macetas sobre bandejas que contengan piedritas o leca y agua en la base, procurando que el líquido no toque la maceta..