Cuidados del Ombú


11 El ombú prefiere los climas suaves y cálidos, si el invierno es frío pierde las hojas.

No tolera las heladas, salvo que sean esporádicas.

Las ramas nuevas se hielan a 0ºC. No es muy exigente en cuanto al suelo, resiste muy bien la salinidad del clima marino y crece en buenas condiciones cerca del mar. Su único requerimiento es que el suelo sea húmedo.

Soporta muy bien los transplantes y no es sensible a plagas y enfermedades. Se sabe que es un árbol muy longevo, aunque no se puede dar una cifra respecto a su edad porque el tronco carece de los anillos anuales de crecimiento. No es necesario podar el ombú, basta con eliminar las ramas próximas al suelo para estimular su crecimiento en altura.

A los 15 años de edad alcanza su porte definitivo. .