Cultivo de Azafrán


11 Esta aromática tan especial, fiel compañera del arroz en cientos de recetas, se llama en realidad Crocus sativus L.  Pertenece a la familia Iridaceae y en el mundo de habla hispana se le conoce simplemente como Azafrán, en inglés Safran y en francés Saffron. Estructuralmente es una planta bulbosa, si bien la parte utilizada son sus estigmas desecados.

Para cultivarla, primero es importante saber sus requerimientos: temperatura templada en el entorno de los  10 a 15° C, suelos sin mayor exigencia siempre que tengan buen drenaje. Para empezar conviene preparar el suelo, dejarlo mullido y libre de malezas.

Se cultiva a través de bulbos que deben ser extraídos de un cultivo anterior, en primavera. Éstos, luego de haber sido conservados en condiciones adecuadas, deben plantarse entre los meses de diciembre y marzo. Debes hacer surcos separados unos 50 cm entre sí y de unos 10 cm de profundidad, colocas el bulbo y lo cubres suavemente con la tierra. Referido: herbotecnia.