Cultivo de Cordyline


11 Cordyline es el nombre de una planta que muchas veces se conoce como drácena o árbol repollo.

Esta decorativa especie proviene de Nueva Zelanda, y hoy aprenderemos a cultivarla. En primer lugar, algunas especificaciones sobre la planta: tiene un tallo muy grueso en su base, de donde salen abundantes hojas acintadas, de flores blancas.

Puede alcanzar un gran tamaño, habiendo ejemplares desde un metro y hasta cinco de longitud, donde su tallo llega al metro y medio de diámetro. Esta planta, muy apreciada en jardinería y paisajismo, necesita temperaturas templadas, y que no desciendan a menos de 5º C. Si donde vivimos el clima es frío, una buena opción es cultivarla en interiores, cuidando siempre que reciba buena luz: a pleno sol o semisombra. La exigencia en cuanto al suelo es que sea fértil y bien drenado, y no abusar de  los riegos.

Tanto la falta como el exceso de agua le hacen mal: si el suelo está seco las hojas se volverán amarillas, y si está encharcado sus raíces se pudren..