Cultivo de Drácena


11 La drácena resulta muy bonita en la decoración de interiores, aprendamos entonces cómo cultivarla. Esta planta necesita abundante luminosidad, aunque evitando la incidencia directa del sol, y prefiere los ambientes cálidos y húmedos, ya que es una especie oriunda de África. Para un óptimo crecimiento debe evitarse que reciban corrientes de aire, cambios de temperatura y de lugar.

El riego ideal para esta planta es regular, de dos a tres veces por semana, y en el invierno con una sola regadura semanal es más que suficiente. Si el ambiente es muy seco, convendrá regularmente rociar la planta con agua, pero evitando que el agua quede en sus hojas, porque podría amarillearlas. Esta especie puede verse atacada por hongos, cochinilla y araña roja, que se combaten y evitan mediante el uso de insecticidas y fungicidas específicos..