Cultivo de hortalizas en maceta


11 Si no dispones de suelo en el que plantar hortalizas puedes plantearte la opción de cultivarlas en macetas.

No es tan importante el material que emplees: latas vacías, cajas de madera forradas, macetas de barro o plástico.

Lo imprescindible es que sean del tamaño adecuado para la planta y que reciban el sol necesario para producir su fruto. Si vas a reciclar algún tipo de recipiente deberás limpiarlo bien y hacerle unos agujeros en el fondo para que drene correctamente. El agua encharcada en el fondo del contenedor provocaría la pudricíón de las raíces de la planta.

Llénala con un sustrato rico, suelto y poroso.

Puedes encontrarlo ya preparado en viveros y otros comercios. Según el vegetal u hortaliza que vayas a cultivar podrás encontrar en tiendas especializadas los plantones ya algo crecidos: lechugas, pimientos, judías, cebollino, etc. Si lo prefieres puedes comenzar sembrando las semillas en semilleros y trasplantar las plántulas al huerto en macetas cuando hayan germinado y estén algo desarrolladas. No descuides el riego ya que las macetas no retienen humedad en la misma medida que el huerto en suelo.

Las hortalizas necesitan ser fertilizadas adecuadamente, según tu elección busca el fertilizante apropiado y sigue las instrucciones de la etiqueta a la hora de aplicarlo. .