Cultivo de romero


11 He aquí una de esas plantas que lo tienen todo..., desde mi humilde punto de vista.

Te preguntarás, quizá con asombro, por qué digo eso acerca de una planta tan humilde como ella. Es muy simple: se trata de una planta con leyenda, muy fácil de plantar y cuidar y por si fuera poco con múltiples utilidades.

Entre otras, y para ser sintética subrayo sus propiedades terapéuticas y sus virtudes como aromática en la gastronomía. Su cultivo es muy sencillo. Sólo debes conseguir una simple rama de otra planta; si es joven y vigorosa mejor aún pero puede ser tan grande o pequeña como quieras. En cualquier época del año, la entierras en una maceta o en tierra plena si está protegida por algún arbusto o planta mayor (lo ideal es un árbol).

Riegas un poco, sólo para estimular la función radicular y ella enraizará sola y al poco tiempo crecerá saludable y vigorosa si goza de unas cuantas horas de sol. .