Cultivo del jazmín azul


11 El jazmín azul (Plumbago auriculata) o celestina, entre otros nombres, es un arbusto que proviene de Sudáfrica, muy conocido gracias a sus delicadas flores.

Aunque la planta tiene este nombre, existe otra variedad de flores blancas, no tan popular. Esta hermosa planta florece prácticamente todo el año, menos en los meses de invierno riguroso.

Podemos cultivarla exitosamente al seguir los siguientes consejos: Los suelos arenosos y bien drenados son los mejores para el jazmín azul. Planta que necesita abundante riego, se le puede agregar algún fertilizante líquido al agua del mismo cada 10 días.

La celestina se verá además favorecida con una poda anual. Para garantizar una abundante floración, lo mejor es tenerla en un espacio donde reciba mucha luz.

En lo que respecta al clima, cuidado con las bajas temperaturas: a menos de 5º C habrá que protegerla del intenso frío. Otro cuidado importante es fumigarla frecuentemente, para prevenir la aparición de parásitos, muy comunes en esta especie. Referido: Infojardín.